Mar_AmandaMolinero

Toma de decisiones

– Aquellas decisiones que afectan directamente al transcurso de tu vida –

 

Hoy pensaba sobre el sentido de la toma de decisiones.

 

Nos pasamos el día tomando decisiones. Desde que suena la alarma del despertador estamos en una continua toma de decisiones.

 

Lo cierto es que en este momento pienso en esas decisiones que pueden cambiarte la vida. Esas decisiones que no son de qué color voy a llevar mañana los pantalones, qué vestido me pondré en la boda de Fulanita o de qué color voy a pintarme esta noche la raya del ojo.

 

Pienso en esas decisiones que te llevan a cerrar una etapa y a abrir una nueva. Aquellas que marcan un antes y un después.

 

La vida son decisiones y las decisones, como bien me dijo mi hermano cuando le conté que me iba de Londres después de tres años y volvía a España, están para tomarlas. Así de simple.

 

Las decisiones nos hacen ser quienes somos. A veces puede resultar o parecer confuso, pero al final del día, cualquier decisión es bien tomada, porque así lo decidiste tú. Son ellas mismas las que también te van llevando.

 

Me refiero a aquellas decisiones que afectan directamente al trascurso de tu vida. Luego estarían aquellas otras que afectan directamente al trascurso de otras, pero podríamos dejar estas para otro tema o día.

 

Como todo en la vida, tus prioridades cambian a lo largo de ella. Tu visión, las expectativas vitales y laborales están bajo otro punto de vista, dependiendo del punto en el que estés. Que no es, ni más ni menos, que aquel al que te han llevado todas tus decisiones anteriores.

 

Recuerdo cuando llegó mi punto de inflexión y decidí dejar Londres. Había estado allí tres años y no fue fácil. El runrún que llevaba meses y meses en mi cabeza, un día cobraba sentido. Un sentido que no lo hubiera tenido meses atrás, pues lo cobró tras haber hecho todo aquello que estuvo dentro de mis planes.

 

Un pálpito que sólo sientes y conoces tú.

 

A veces uno tiene que ser paciente y dejar que el tiempo ponga cada cosa en su sitio para, un día, saber decir adiós.

 

Y tener el aliento suficiente para volver a decir hola a algo nuevo o a una etapa nueva.

 

Yo la verdad que no me hubiera imaginado que tras dejar Londres estaría viviendo en Lisboa. Una decisión tomada en un principio con la idea de una estancia de unos tres o cuatro meses. Llevo ya trece…

 

Con cariño,
~ Rocío Eme ~

 

***

 

Foto: Me gusta esta foto hecha por Amanda Molinero, puedes encontrar más fotos suyas y bonitas en @amandamlinero – Gracias por estar siempre ahí

Curiosa e inconformista - Abriendo caminos y creando los mios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


- Relato -

3 testimonios reales

Empezar de Cero,

Construir tus Propios Caminos,

Avanzar