Un Tesoro Oculto

Ya sabes que actualmente resido en Lisboa. Hasta 2017 viví en Londres, y en 2018 me mudé a Lisboa para empezar una nueva aventura. Nuevo país, nueva cultura, nuevo idioma, nuevo trabajo, nueva casa y gente nueva que conocer.

Hace poco te contaba los 2 pasos que tuve que dar previos a mudarme a Londres definitivamente y donde viví durante 3 años. Después de aquellos años y muchas experiencias vividas, decidí dejarlo todo y hace algo nuevo.
Sobre todo necesitaba algo más de luz en mis días, y menos cielos grises y lloviznas.

 

Así que mi país destino tras Inglaterra fue Portugal.

 

Dos veranos

El verano pasado aquí en Lisboa lo aproveché para disfrutar de la ciudad y sus mil actividades durante el verano, así como para ir a las playas más cercanas y de los alrededores.

 

Sin embargo, este último verano me lo planteé de manera diferente y quería conocer más a fondo las playas del Algarve, las playas de Peniche y las que quedan más al sur de Lisboa, como la playa de Ribeira do Cavalo (una playa virgen donde uno puede incluso hacer camping).

 

Un gran descubrimiento

El lugar que más me pudo sorprender fueron las Islas Berlengas, un archipiélago de 3 islas localizado a 10 km de Peniche, en el centro- oeste de Portugal. Este archipiélago de 3 islas, además, se convirtió en 2011 en Reserva Natural de la Bioesfera por la Unesco.

 

Cuando llegué allí no paraba de pensar el porqué todo el mundo siempre te habla del Algarve o de las playas más al sur del Lisboa, y casi nadie te habla tanto (o incluso más) sobre estas islas.

 

La llegada ya es espectacular. Coges un barco, que lleva operando y haciendo el mismo recorrido desde hace años, y te deja en las islas en unos 45 minutos. Va dando zumbidos de un lado a otro y chocando con ese agua tan azul del atlántico para llegar a la Berlenga Grande. Estas islas llamadas Belengas están compuesta por 3 y solo una de ellas es la que se puede visitar; la Berlenga Grande. Las otras dos se llaman Islas Estelas y Farilhoes- Forcadas.

 

Recuerdo que las vistas desde aquel barco, viendo el todo de aquellas islas, fue impresionante. Conforme el barco se va acercando, puedes ver como el paisaje está compuesto de tres montañas que emergen de un agua que ahora se convierte en un color más verdoso, turquesa y hasta cristalina.

 

Alrededores

La Berlenga Grande tiene un pequeño camino que te lleva hasta la zona de playa, que llegarás además cruzando un puente y que tras éste se esconde un trocito de cueva.

 

También hay un pequeño pueblo a lo alto de una de las montañas que lo llaman el «bairro dos pescadores». Es donde básicamente se puede hacer un poco más de vida, ya que hay restaurantes y está el puerto. Aunque subiendo la ladera hay una zona de camping en la que puedes pasar la noche y disfrutar de las increíbles vistas.

 

Ve sin lugar a dudas

Es sin lugar a dudas un tesoro oculto y aún no entiendo porqué no se le da mayor visibilidad o eco a estas islas que son casi paradisiácas.

 

Ahora bien, es una excursión de un día. Es una isla bien pequeña y, a no ser que vayas a hacer camping, disfrutar de aquel pedacito de mar y sus vistas es para hacerlo en un día o en unas horas.

 

La idea es entonces quedarte en Peniche, una zona muy buena para veranear y disfrutar de la noche. Allí lo bares de la playa se llenan por las noches y no cierran hasta tarde.

 

Yo y los amigos con los que iba, decidimos ir temprano a la cama par poder hacer la segunda excursión programada al día siguiente: bajar toda la costa portuguesa hasta llegar a Lisboa. Y nos recorrimos la costa pasando por la praia de Areia Branca, praia Azul, praia de Ribeira de Ilhas (una playa muy popular entre los surfistas) y la Azenhas do Mar (donde te recomiendo hacer una larga parada ya que hay una piscina de mar y sus vistas son también espectaculares).

 

Aún me gustaría seguir viendo más playas y tengo algunas en mis próximos planes, pero comparte si tienes ahí alguna que sea tu favorita, que pueda sumarla a mi list. 🙂

 

¡Nos vemos en la próxima!

 

Un abrazo,
Rocío Eme~

 

Envío una vez al mes una recopilación de lo que he estado haciendo,

¿Nos vemos dentro? 

Curiosa e inconformista - Abriendo caminos y creando los mios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *