Este último año me he visto envuelta en la búsqueda de nuevas oportunidades laborales. Hace cuestión de tiempo decidí dar un cambio y pegar un salto, con cierto vértigo pero de esos buenos, para dedicar mis próximos años a aquello que verdaderamente me gusta, apasiona e ilusiona y trabajar de lleno en mi proyecto.

Justo en el que estás ahora. Mi pequeño espacio virtual en el que comparto contigo mis escritos, mis reflexiones y viajes y en el que he sumado mis servicios de freelance. El Copywriting y el Branding siempre ha sido lo mío.

Pero te cuento todo esto porque no fue todo de la noche a la mañana. Fue un paso muy meditado. Y muy trabajado, que no resulta del azar. Ni tampoco de un par de meses.

Porque hasta el momento en que me planté, me detuve y salté junto con mi nuevo proyecto, seguía buscando trabajo. En España y fuera de España.

Esto último es de lo que te cuento más abajo y sobre aquellos recursos principales que uno ha de tener en cuenta cuando quiere salir fuera de su país natal.

Espero que te sirvan de ayuda, pues son muchos los que preguntan qué hay que hacer y cómo.

Vayamos por partes

Lo primero que hay que plantearse es saber cuáles son tus motivaciones. Tener claro cuál es el objetivo por el cual tú estás buscando ese determinado trabajo y vivir en el extranjero es lo primero que uno tiene que plantearse. Actuará como brújula y no te entrarán después arrepentimientos innecesarios.

Las motivaciones y razones pueden ser varias como potenciar y enriquecer tu experiencia profesional y perfil laboral, quizás sea más por un cambio en tu vida y estás en un momento de estancamiento laboral y sabes que necesitas un cambio (a veces cualquier cambio es el mismo cambio que necesitas) o también puede ocurrir que estés en paro y necesites un trabajo lo antes posible.

Recursos a tener en cuenta

#1. Curriculum Vitae – El contenido es obviamente muy importante, pero el formato y su diseño lo es probablemente casi al mismo nivel.

Que no te engañen y crea tu propio formato y diseño, siempre respetando cierta estructura y organización. No es lo mismo un CV para trabajar en UK donde no se requiere foto, ni fecha de nacimiento, que un CV para Portugal o España donde sí se requiere una foto tuya y, en algunos casos, tu fecha de nacimiento (como si la edad que tienes midiera en todos los casos tu experiencia laboral y madurez, o como si una foto tuya significara que eres más apto para un puesto o no, pero es lo que hay).

Por darte otro ejemplo, en UK no está bien visto poner tu nacionalidad puesto que puede jugar como factor discriminatorio, según la ley de discriminación. 

En cualquier caso, siempre infórmate de qué es esencial y qué no es esencial porque ambos puede jugar en detrimento de tu futuro puesto de trabajo.

#2. Idiomas – Vivimos en un mundo globalizado, así que cíñete a aquellos trabajos en los que buscan a personas que hablen tu idioma nativo. Hay muchos trabajos que no requieren de un formación específica, y solo necesitan que sepas hablar el idioma demandado. 

Apáñatelas para hablar el idioma del país, al menos a un nivel de conversación cotidiano. De nada te sirve tener un título por Cambridge si después no puedes afrontar una conversación antes de presentarte para un puesto (aunque ese puesto sea para trabajar en tu idioma).

En la mayoría de los casos, no hace falta ser Shakespeare para mantener una conversación cotidiana y friendly 🙂

#3. Salario laboral – Busca e infórmate del promedio salarial del empleo al que estás ofertando. Aquí tampoco te dejes engañar, y ve siempre con esta información de antemano para saber dónde te estás metiendo.

Hay gente que por el hecho de que seas inmigrante o no hables bien el idioma del país, se piensan que no tienes cabeza y que has dejado de pensar o algo parecido…

Nunca asumas una información sin previo chequeo.

#4. Papeleos y demás temas burocráticos – Si te vas a ir a algún país como Australia ya sabemos que necesitamos solicitar el visado y saber el tiempo legal de estancia.

Pero fuera de ciertos requisitos específicos, entre los trámites más comunes son solicitar tu número de la Seguridad Social. Cuando llegué a Inglaterra recuerdo que fue realmente sencillo y rápido. Llamas, pides cita para solicitar el famoso NIN y acudes a la oficina más cercana (en trucoslondres.com te cuentan algunos truquillos para esto).

Además, ábrete una cuenta bancaria y en ciertos países, como en Alemania, te piden la homologación de tus títulos universitarios. Pero esto ya difiere de cada país y puesto de trabajo.

#5. Webs especializadas – Parece que no, pero el estar inscrito en todas esas páginas webs donde buscan a gente que hable tu idioma, sirve de mucho.

Quizás no encuentres al principio, pero quién sabe si un recruiter llegará a ti y te ofrecerá un puesto de esos interesantes que nunca antes habías pensado. 

No te voy a marcar qué páginas son, ya que dependen de qué puesto estás buscando y por qué. En cuanto lo googlees te van a salir cientos de ellas. Elige las que más se ajusten y siempre dirígete después a la empresa en cuestión.

Mi mayor ejemplo es el primer trabajo que conseguí de lo mío en Marketing en Londres. Les escribí hasta en un par de ocasiones y cuyo trabajo me llegaba por estar inscrita en una de esas páginas web donde hay mucha oferta y mucha demanda. Fue mi primer trabajo después de un año y medio como nanny y camarera y donde estuve más de un año.

Conclusiones

La diferenciación y la personalidad dentro de un mundo cada día más competente se hace primordial. Y si te vas fuera, es incluso mayor. Ya somos muchos los que hablamos más de un idioma, e imagínate al de recursos humanos leyendo currículum tras currículum durante varias horas, día tras día. Dale algo de caña a tu formato y diseño y llama su atención a golpe de vista.

También te aconsejaría que elijas un título que te defina y una pequeña introducción presentándote y diciendo por qué estás ahí. No más de dos líneas son necesarias, pero se hacen importante en quien tiene que elegir tu hoja de papel frente a las otras cientos.

Y cuando estés allí, simplemente haz eso que aparece en mi foto de portada (hecha en 2014) y enjoy! 😀

¿Añadirías algún recurso más en estos 5 que hoy te propongo?, ¿cuáles han sido tus experiencias buscando trabajo fuera? Comparte tu opinión justo abajo en los comentarios y cuéntanos sobre tu experiencia.

Un abrazo,

Rocío Eme~

Escribo My 3-Ones (cada 2 viernes)

y respondo preguntas de aquellos que están, como yo, abriendo sus propios caminos,

¿Te unes a nosotros?



Más en La Macedonia de Reflexiones – Follow it!


Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *