Fresas con Kiwi
Newsletter de Fresas con Kiwi

Newsletter de Fresas con Kiwi

“Era cuestión de vida o muerte, y el fulano pudo por fin enterrar el hacha”, escribía uno de los alumnos del profesor MacKenzie.

 

La conversación giraba en torno al significado de las palabras y al sentido que le damos. Al hecho tan sencillo y a la vez complejo de utilizar ciertas palabras para comunicarnos, entendernos y vivir.

 

“Enterrar el hacha” es una expresión o frase hecha que proviene de los americanos nativos y que a día de hoy sigue siendo utilizada por todos. Todos sabemos de algún modo que esta frase significa “hacer las paces” o poner fin a alguna discusión entre dos lados.

 

El profesor continuaba hablando sobre la importancia de las palabras y su efecto sobre los otros y reflexionaba sobre el porqué las personas dicen lo que dicen.

 

¿Importa algo lo que decimos las personas? ¿Cómo de importante te resulta que ese o esa te diga lo que te está diciendo?

 

 

El profesor también hablaba de las palabras como “balas”; una vez que se disparan no se pueden recuperar y tienen un impacto sobre la otra persona. Así que elegir bien las palabras, las frases que se disparan, hacia quien tenemos delante han de tener un sentido.

 

La escena termina diciendo cuáles serían sus últimas palabras antes de morir.

 

La escritura creativa no trata de escribir las últimas palabras antes de morir, ni de ponerse dramáticos, ni nada relativo a esto. La escritura creativa trata a la palabra con sentido y significado. De hecho, previo a hacer un escrito se trabajan los argumentos de manera estructurada y en base a lo que se quiere ofrecer y comunicar.

 

La escritura creativa (tratándola ahora en su sentido más general) sabe muy bien que las palabras y su colocación dan forma a nuestros pensamientos y actos. Que lo que se dice tiene un impacto inmediato sobre esa persona que aterriza sobre el texto, consumiendo a través de sus ojos toda la información que se recoge palabra por palabra, de izquierda a derecha, línea a línea. Sin más que eso, sin decoro ni coro, solo con una cosa en mente: las palabras, su significado y las historias que aguardan detrás de ellas.

 

¿Quieres leer más textos como estos?

Si es que sí, entonces te veo dentro de la FconKiwiLetter en la que te enviaré más historias como esta. Puedes recibirlas introduciendo tus datos en el cuadro de abajo.